• Categoría de la entrada:Conceptos básicos
  • Comentarios de la entrada:Sin comentarios
  • Tiempo de lectura:3 minutos de lectura

Este deporte es un poco más singular que el fútbol, ​​y aunque el objetivo es el mismo, te darás cuenta de que tienen muchas más diferencias de las que podrías esperar. En esta publicación vamos a hablar de las posiciones en fútbol sala, cuáles son y qué se supone que deben hacer los jugadores en esas posiciones.

¿Cuáles son las posiciones en fútbol sala?

Antes de nada, debes comprender las diferencias respecto al fútbol. En fútbol hay once jugadores en cada equipo, mientras que en el fútbol sala hay un total de cinco jugadores para compensar el campo que es más pequeño.

El portero

A diferencia del fútbol normal, donde la posición principal suele ser el que marca los goles, en el fútbol sala el portero es con diferencia el jugador más importante. Se supone que debe proteger la portería de los demás jugadores que intentan marcar gol.

Un portero en cualquier versión de fútbol hace las mismas tareas: defender la portería y tocar el balón con las manos cuando es necesario (ya que son los únicos que pueden hacerlo). Aparte de eso, su posición no les exige correr de un lado a otro del campo.

El cierre

El portero y el cierre tienen tareas similares, con la única diferencia de que el cierre no puede tocar el balón con las manos, pero también tiene que evitar que el otro equipo marque.

Lo hacen manteniendo el balón en el otro extremo de la cancha y haciendo pases a los otros jugadores de su equipo para que el equipo contrario no pueda tomar posesión.

El ala

¿Alguna vez has visto a esos jugadores moverse arriba y abajo por el campo de fútbol sala pasando el balón a sus otros compañeros de equipo? Esos son los alas, y generalmente hay dos de ellos, uno a cada lado de la cancha.

Son jugadores rápidos que constantemente corren y pasan el balón. Sus posiciones en fútbol sala no son realmente defensivas u ofensivas, están ahí para ayudar al pívot cuando sea necesario y facilitar el trabajo del cierre.

El pívot

También conocido como el delantero, el pivot es el jugador más adelantado. Está constantemente atacando la portería del rival con la intención de anotar tantos goles como sea posible. El pívot es el jugador más ofensivo y el más dinámico al tener que presionar constantemente la defensa del oponente para marcar goles.

Entre todos los demás jugadores y posiciones en fútbol sala, los pívots se encargan de atacar al otro equipo e intentar marcar goles. Se podría decir que son los jugadores más activos de todo el juego.

Conclusiones sobre las posiciones en fútbol sala

Como habrás notado, las posiciones en fútbol sala son bastante sencillas. Ahora que las conoces, puedes elegir cuál es tu posición más adecuada en sus futuros partidos. Además, lo siguiente que debes considerar es cómo encajan estas posiciones en una buena estrategia de equipo.

Deja una respuesta